lunes, 17 de mayo de 2010

"De lo sutil a lo profundo"

Cuando un escéptico convencido, dudoso hasta de su propia existencia, místico y agnóstico en una misma unidad de tiempo, se plantea cuestiones acerca de la creencia o no delmás allá incluso del más acá, en no pocas ocasiones se formulan frases del tipo “si es así demuéstramelo…” y claro, tal es el hecho que en ocasiones, como siempre sucede en la vida, las pruebas incontestables con para aquellos que sean capaces de percibirlas pues la sutileza del lenguaje es tan sencillo que prácticamente pasan desapercibidas para la inmensidad de los mundanos seres humanos.

En un momento mágico cual es la primera comunión de un hijo, más aún cuando ésta es también entendida por algunos como una puesta en sociedad a nivel social del evento más grande que una persona puede tener a los ocho años de edad, uno empieza a encontrase con familia a la que, otro tiempo hubiera despreciado, influido por otros condicionamientos, y que, sin saber por qué, en el último momento tales individuos, tras una negación manifiestan venir y no solo eso, vienen. De dicha situación no comprendemos el alcance de la situación, pero en afán de amor a quien es el protagonista aceptamos gustosos por él, y en verdad por mí mismo.

Culminado el evento cumbre de la fiesta indicada, ciertamente había que celebrarlo también fuera de la sagrada casa donde dicho acto tuvo lugar, asípues, como en el pais d ela piel de toro todo se celebra comiendo no podía ser de otro modo y fuimos a por ello. Y es justo en tal magnánimo acontecimiento social, que no religioso ni místico, donde, entregando regalitos, detallitos y recordatorios varios, es aquél dindividuo que no iba a venir y vino el que me hizo la mención más gloriosa de todo aquél magnánimo día para mí en exclusiva aunque nadie lo vio así más que yo, afortunádamente para mí. Y dijo…

- ¿Has visto que pone en la fecha? – evidentemente a esa provocación hay que, cuando menos, mirar
- Ya sabes que no veo bien… -disimuladamente intenté tirar un balónfuera que, como siempre, la vida me lo devolvió en aclamante respuesta…
- Pone en la fecha 15-5-10…
- ¿Y…?
- eso es cero…
- pero son guiones hombre
- sí sí…

ahí quedó lo puramente anecdótico. Pero yo, como mente pensante que lo soy y mucho muy a mi pesar, y como místico y agnóstico al propio tiempo también comencé a hilar cabos “¿Buscabas una prueba?” “¿estás preparado para entender esto como una respuesta de la propia vida, llámalo como quieras…?” “¿Sabes lo que supone entender y aceptar esta respuesta?” “¿Has visto quien te lo ha dicho y para qué tenía que venir..?”

Al final tuve que hundir mi ego, lo cual me alegra y molesta al propio tiempo y comprendí… 15-5-10 es cero, y cero es la nada que e sigual al todo que es igual a… a… a Dios… así pues, mi hijo, el que quiso por ventura llamarse también Arturo, me enseñó de la forma más sencilla y humilde, un día antes de la celebraciónde la ascensión del señor a los cielos, y justo un día después -33 años más tarde - de la que fuera m primera comunión que “Dios está ahí”

Sí, es cierto, es algo totalmente casual y anecdótico, son esos azares de la vida que dicen la rama científica pero yo soy de los que también creen que las casualidades no existen… así pues… Abran bien los ojos, cuando menos te lo esperas la vida te da el bofetón aue tantas veces te has merecido y sin querer.

2 comentarios:

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

sabes, mi editorial es de Zaragoza, la conoceras? La fragua del trovador...

Lely Vehuel dijo...

Hola,hoy sali a conocer mas sitios y aqui me encuentro,son muy lindas tus letras,provocan una profunda sensacion de agrado,seguire pasando de visita.Te invito a conocer al Señor Humor en mi blog Cuentos y Orquideas,mucha luz y hasta pronto...