miércoles, 19 de diciembre de 2012

del Mayá.. al "Más Allá"

Cuando llegan estos momentos mágicos, cósmicamente reiterativos y emocionalmente depresivos, uno se cuestiona por qué merece la pena seguir en na andadura que, cuando menos es compleja y cuando más es casi tortuosa
Este año además la mediática se ha cebado en recordarnos que es el final de un período, el período maya y, lejos de venderlo como algo positivo, retornando prácticamente a los temores trágicos y terribles del año 1.000, nos introducimos en un medievalismo de oscurantismo existencial, de miedo a todo y todos, de locura colectiva donde lejos de encerrarnos en monasterios nos sumimos en la locura del consumo desmedido y l ano responsabilidad de los hechos... es lo que se dió en llamar la sociedad del bienestar que luego acabó siendo el despilfarro de las altas esferas acallando al pueblo con futbol y "salsa rosa".
¿Y por qué no darle un cuarto de vuelta más, pero no hacia dentro, agobiando y obstruyendo, sino hacia fuera liberando y riendo? la gente creyó en la psicósis de la era maya... ¿y después?¿Acaso será verdad que el mundo termine? claro, sin duda, me dio un maestro una vez, el mundo se acaba... cada día cuando te vas a dormir y al día siguiente resucita a la vida, no el mismo, uno nuevo...  un amigo andaluz, cordovés po rmás señas, y por tanto hombre de bien, me dijo en su andaluz cerrado y sincero

- después del mayá.... está eso, el má allá

Este amigo mio, que, por respeto, guardaré en el anonimato su nombre me dió la clave, "más allá" esa es la nueva era que comenzó a gestarse y que sencillamente da paso a la cultura que promulgase el 21 12 2012 como el fin del mundo.
Así, con un enfoque distinto ciertamente la vida se ve con otro color, con otra hechura, no vamos cual lemin hacia el abismo, sino con mesura y tiento hacia un camino mucho más largo y con un paisaje más fantástico para ver y admirar que es el fiel reflejo de nuestra propia vida en el día a día, que es la base de la felicidad vivir en momento que en ese instante acontece, lo que se llama en francés un "present continue" o presente continuo... casi como vivir en la eternidad.
Desde esa era, y ano maya sino del más allá, Felices días y venturosas noches

jueves, 13 de diciembre de 2012

Nunca digas... Adiós


En los confines de un sueño de crecimiento y nostalgia de tiempos mejores… en una búsqueda no siempre fácil pero nunca denodada… uno va discriminando actividades que le llenen y que le vacía y entre ellas  elegir que  sí y que no utilizar. Es, en definitiva la parte más lógica y racional del ser humano.

Y ahí en todas esas múltiples y rocambolescos giros que da la vid en una sucesión ininterrumpidas subidas y bajas apareció una práctica: la enseñanza del Tai chi chuan, que fue, en numerosas ocasiones la gran evasión de mi vid y un punto de inflexión que me ayudaría hoy en día a ser capaz de comprender que éste no es mi camino y que ésta no es mi guerra. Que andar siempre en el filo de la navaja aun a riesgo de cortarte incluso las propias ataduras que te da tu felicidad no es seguramente el camino más adecuado hacia un crecimiento en cuanto a persona y no en cuanto a egolatría sin fin. Así fui intentando crecer y al tiempo ir quitando de entre el follaje de la espesa senda de mi camino todos y cuantos obstáculos encontré en muy variadas y hostiles formas de individuos y de contratiempos… Adversarios que me creyeron a mí ser tales para ellos y no ellos para sí mismos. Enemigos aférrimos que en su momento me harían tener que estar prácticamente en la clandestinidad de tan noble práctica… luchas encarnizadas, no en tatami ni tan siquiera en un rin, sino en despachos de jusrisprudencias deportivas y derechos federativos y colores de cinturones, aun cuando el señor “miyagui” prefiriese llevar tirantes a cinturón.

Busqué, y lo busqué sin descanso, más que un maestro todo poderoso señor del cielo y la tierra – epígrafe este que muchos se atribuye y ostentan encarnizadamente – más que un Sensei del noble arte del combate, buscaba un amigo que me enseñase a caminar sobre las aguas de la tempestad de la incertidumbre y la desolación, del despotismo d ela vida y de la soledad férrea… eso que tal vez es más que un maestro, lo que sería, en realidad un auténtico Sifu o un Kyoshi, o Maestro de Maestros, pero lejos de eso obtuve represión, desprecio, silencio, desidia y egolatría por todas partes.

El guerrero, desde la paz, es aquél que no ceja en su empeño de alcanzar su propia victoria y por ello, decidí continuar aun en la “clandestinidad marcial”, pues la práctica no me era hóstil sino sus practicantes y así conocí al grupo donde finalmente llegue a encontrarme, aun solo, en compañía de mí mismo, y por ello debo estar, y lo estoy eternamente agradecido a mis “MAESTROS”.

Mas, la vida, cual agua que fluye de un torrente, no es dura pero no cesa en su erosión en la vida, y así el cansancio va haciéndose abrumador y tornándose casi en aburrimiento y lo Queen día fue una práctica maravillosa, vista desde fuera, que lo es sin duda, hoy, vistos sus intimidades acaba siendo la misma guerra egóica que hay entre cualesquiera personas de determinado nivel ostentando el poder y… tal vez, algún día la gloria. Y ahí, llegué a pensar y sentir, respirar y dejar fluir y la vida me recordó la frase del principio: “Esta no es mi guerra”.

Y como yo, siendo músico y escritor me metí en esta locura para hoy descubrir que no es este mi camino ahora, que ahora rolan vientos de cambio y el velamen hay que redireccionarlo para ir a favor del viento aunque sea en contradirección para llegr alg´n día a puerto, pero no por esta vía, no con estas cartas d eNavegació qu enoson  d emi navío.

Por todo ello, agradezco la ayuda a mis Maestros, quienes en la clandestinidad ya saben quienes son y por ello no menciono, gracias a mis compañeros y amigos por su apoyo en todo momento y a sus enemigos por mostrarme el otro lado de la felicidad y a todos cuantos quisieron seguramente ver a este músico y escritor con kimono y cinturón negro tercer dan en tai chi chuam por ejemplo.

No es una despedida total profunda e irreversible, pues irreversible solo es la muerte y de eso es potestativo solo Dios, pero si es un… “hasta siempre”, un sí pero no, seguiré con el tai chi como lo aprendí y lo conocí, continuaré con la práctica de qi gong que tanto ayuda a mi salud física y energética y tal vez emocional, y aun en la distancia, siempre se sigue en la batalla por la vida, por seguir siendo lo que uno es sea lo que fuere pues siendo, con honestidad y respeto y para el mayor bien de todos lo sseres, siempre se llegará a la mayor gloria de Dios y en suma de uno mismo.

Gracias por todo y Hasta Siempre

lunes, 10 de diciembre de 2012

lunes, 3 de diciembre de 2012

Tejiendo la Navidad

Tal vez haya lugares donde la nieve en Navidad sea impensable. Aquellos en los qu ese celebra la noche vieja con una barbacoa en la playa y bañadores. Es posible que en aquellos mágicos lugares un Papá Noël con abrigo de pieles y barba hasta el ombligo resulte grotescamente caluroso  como lo podía ser para nosotros si viniese para agosto en Europa.
Sin embargo, cuando llega ese mágico momento en que pone en los calendarios mes diez, esto es, DICIEMBRE, todo el mundo huele el final de un año y se olvidan que después viene su relevo dispuesto a comerse sus otros 365 días según  se los demos, con chocolate o con pimienta... a Todos nos entra la nostalgia del pasado vivió y no nos acordamos de la esperanza del futuro por venir, más aún, estando en el presente, casi podía decirse que siempre es Navidad y siempre en Año nuevo porque cada día celebramos que hace un año del último día como aquél...
En realidad daría lo mismo 24 de diciembre que cinco de febrero o 26 de abril, hace un año también fue y nadie lo celebró, pero se nos va un año, un  pedazo importante de nuestra vida quedó en el cajetín del recuerdo y se olvidó de estar en el del ahora para llegar a tiempo cuando el departamento de la esperanza esté listo. Ya lo celebraron los Romanos con el nacimiento de Júpiter, y antes Grecia y así sucesivamente, sigue siendo el mismo momento cambiando las etiquetas de los acontecimientos, pero es ha sido y sigue siendo un momento mágico en el que los creyentes disfrutan de su credo y los que dicen ser "no creyentes" se amargan pues quieren negar aquello que, en su foro interno, creen como todos... ¿pues cómo negar la existencia de una idea que ya tienes concebida para ser después negada...? ¿Alguien niega la existencia de la muerte...? todos sabemos que llega pero nadie la ha visto y sin embargo esa idea se tiene y se sabe que está ahí, aún cuando no se piensa.
Este año, dentro de 28 días un año más expirará, se acabará su aliento y con él cientos de proyectos que eran para ese año y que nuestra imaginación e ilusión de progreso no nos dé para pensar queseguimos adelante, que el mundo no culmina con 12 campanadas... la vida sigue, siempre sigue, es el eterno fluir de la vida en la que tenemos, en régimen de alquiler una porción a la que sacarle rendimiento porque es lo único que sacaremos... cuanto más rendimiento mejor  y entonces, en ese momento, cuando lo que interesar es sacarle rendimiento a tu vida, en perfecto equilibrio y armonía con el universo cuando no puedes deprimirte porque no tienes ni un segundo que perder de tu vida, no para nada ni nadie, sino por tí y para tí, esa es la magia de ser así, presente y consciente todo el tiempo... así que, arranquemos una semana, un mes, una vida, y vivamos el momento YA ¿Te animas?
Así que éstas navidades reconciliate con tdo y todos, no por nada, ni por nadie sino porque, sencillamente se vive mejor, con menos equipaje en las espaldas, más ligero y porque ayer pasó y mañana e suna ilusión futura pero hoy, aquí y ahora, es lo que hay 1000% real. Ya no eres el que empezó a leer este artículo y sin embargo te acuerdas de él... pasado... luego harás otra cosa será luego ahora me estás leyendo a  mí y el que lee ¿quien es...? ¿yo? creo que no, serás tú... supongo, sino, mira a ver quien vive contigo en tu propio cuerpo.