miércoles, 11 de abril de 2012

jugué limpio

jugué limpio, 
no me quise manchar,
pues las trampas en la vida,
siempre las has de pagar
sentí el fluir del juego
las mañas también del azar,
sentí un sudor frío,
del temor y la vanidad.

no soy jugador de vida,
ni viví nunca para jugar
más la vida es un juego
y los juegos debes jugar.
Cabalgué largo tiempo
or la senda de la duda
por el desierto de la pena
por la indiferencia de la tundra.

Soy aventurer  de mi camino
y no tahur de cartas locas,
no quiero jugar con nadie
que solo juegue horas tontas.

mas... así es la vida
y así he de vivir
con tanta ida y venida
a mí, s eme olvido fluir.
Mas la vida, que gran maestra es,
vino enseguida en mi ayuda
a pararme rauda los pies

¿Do vais que tenéis prisa?
¿Tal vez algo importante perdiste?
perdí, parte de mi vida,
¿Acaso vos no la viste?

venturosa es la ocasión,
que sin pelo la pintaron,
pues así con oración,
todos ya la peinaron,
no busquéis pues nada perdistéis
sois acaso tu mente 
donde la escondisteis
y hoy, liberado de ella,
andad presuroso sí
de no perder la doncella
de la vida y el frenesí
que no es vanidad ni indolencia
sino amor y caridad

y ahí voy sin jugar jugando vengo
que de juegos malabares
hasta aquí que me avengo,
Fluí en la vida,
flluí en mi juego,
por la avenido
me entretengo.



2 comentarios:

NuriaLourdes dijo...

Realmente bello. Hermosos versos que transmiten inquietud, sentimientos profundos del alma.

El timón de tu vida... lo tienes solo TÚ...el único dueño, de conducir el velero, conta viento y marea.

Un cálido abrazo!.

paqui ortiz jódar dijo...

magnifico