lunes, 10 de marzo de 2014

"Sin lengua... y con números"

Hay muchos momentos de la vida en los que recuerdo mis estudios, arcáicos y y aobsoletos en el tiempo, aquellos momentos en los qu e en un viejo curso de Orientación Universitaria alq ue llamábamos COU nos intentaban enseñar filosofía, que no enseñaban, monstrándonos las biografías e historias d elos diferentes filósofos desde los presocráticos hasta... hoy suponiendo que el programa diera para poder enseñar todo aquello en apenas 9 meses.
De todo aquello, ciertamente hay muchas muchas cosas que no recuerdo y otras muchas que casi prefiero olvidarlas, pero en estos días de tanta crispación y tanta mente pensante sin pensar carente de pensamiento... voy recordando aquél hombrecito que pensaba que la esencia d ela vida, lo qu elos griegos llamaban "Arché" residía en los números. Todo estaba gobernado por los numeros, todo era medible, cuantifficable y cuanto más cuantificable era más dominado y por ello más fácilmente gobernable... Números Números Números...  ¿Se acuerdan ustedes? Pues aquél bueno hombre, cuyo nombre no podía ser otro de la Grecia clásica que "Pitágoras", hoy se frotaría las manos y diría ¿Ves como tenía razón...?  

Por si todavía hoy, un lunwes matinal alguien no se ha enterado, en este sistema nuevo educativo  del ministerio de cultura con un ministro que seguramente este curso de oruientación universitario no hizo... incluyen "Hora y media más d ematemáticas" en cada semana, quitan la música y ponen la religión. Eso está bien, así cuando vayas sumando los padresnuestros y las ave marias qu elleves sabes cuantas llevas y cuando el "Pater" te de la penitencia correspondiente por tu specadillos... sabrás sumarlos y restarlos. Tal vez de este modo, com hora y media más de clase semanal d ematemátivas, y de religión y menos d emúsica y otras asignaturas, aprendan los políticos del futuro a no restar alegría a sus votantes, o sumar acciones honestas, a multiplicar sus beneficios sin dividir los d elos demás y qu ela ríz cuadra da no el final d eun arbol con dos esquinas que se planta en el parque... Es zierto, da risa, pero si ben la curtura de este país, beran que cada vez más lo que acemos menos... es avlar bien, tener una coherencia en la gramática, que nos la cargamos aunqeu tengamos una real academia d ela lengua... qu elos niños, pueden saber sumar y restar, hacer ecuaciones de segundo grado y dibujar cónicas como nadie, pero cuando vayan a un lugar, antes d ehacer todo eso dirán güenos dias co, como tas... o cosas peores pues, es sabido, nadie entra en la escuela o en el parlamento y dice "Binomio de newtobn" por ejemplo... 

Argumentan, las mentes pensantes españolas... y pongo énfasis en lo de españolas con un ministro de cultura con apellido Alemán, dirán que las matemáticas son o es una asignatur "troncal", es cierto, toda la ciencia gira en torno a la matemática o las por qu ehay varias, pero ¿Acaso no es troncal la lengua, el lenguaje la gramática? no digo ya nada d ela oratoria, la dialectica... asignaturas clásicas que cayeron en desuso y así nos va como nos va. 
Con tdoo ello, creo que la idea d elas matemáticas puede ser positiva, sin duda cuando el niño entienda para qué sirve un binomio de Niuton o un algoritmo algebráico, sino, como sucede, acabarán sabiendo que vale para lo mismo qu eun sintagma nominal, o un verbo follativo, perdón quise decir copulativo... esto es, para nada a parte de aprobar el exámen d efin de curso claro.

Motivemos a los estudiantes aun cuando sean de 50 60 años pero pongamo slas cosas bien, las troncales por igual, mates, lengua... yo diría también música pero bueno, tal vez el señor ministro es sordo y claro música para un sordo puede ser como pintura para un ciego, menosmal qu eno han eliminado la plástica del sistema curricular... de momento

 Y mientras, eso sí, las escuelas taurinas están de enhorabuena porqu ees un bien d einterés cultural ¿A quien le importa Cervantes, Quevedo,  Albéniz, o Zurbarán? estando Manolete, Jesulín, Manzanares o Lagartijo... claro, eso si, la ciencia que se pace, la paciencia la tenemos qu eusar los demás, aquellos que amamos  aRosalia,Antonio, Gustavo, Luis, Felix... bueno tal vez no los conocenp orque escribían letras y no números, hablo de Quevedo, Gongora, Calderón, Becquer... entre otros... pero eso sí la "F" que no falte, el futbol, el foll... perdón y la fiesta, sobre todo si es nacional

* Por si ven cientos de errores mecanográfícos y sobre todo ortográficos, vayan haciéndose  a la idea de que ésto es  a lo que vamos camino y para prueba un botón: En las pruebas de selectividad cuando yo las hice con dos faltas ortográficas "O DOS ACENTOS INCLUSO" no se seguía corigiendo el examen, hoy si esto fuese así tal vez el mismo catedrático hubiera perdido hasta su catedra...  pero bueno, los números no requieren mayúsculas ni acentos... perdón, tildes ortográficas, ¿Será po reso? quien sabe... 

Amadeo de Andrés
lince Apache


2 comentarios:

Raúl San Nicolás dijo...

Excelente artículo, si señor. Yo, como bien sabes soy ingeniero, es decir, hombre de ciencia, amo la música, la literatura y siento pasión por la filosofía. Porque creo que el hombre es un ser multidisciplinar y una cosa no quita para la otra, sino que complementa. Los números necesitan de las letras, estas de los números y nosotros necesitamos de los dos para ser personas íntegras y completas.... ah! claro, quizás es que precisamente esto no le interese a un gobierno que necesita gobernar a borregos porque no sabe hacerlo de otra manera. ¿Seré un hombre del renacimiento fuera de su tiempo? Si creer en la multidimensionalidad del hombre y amar por igual ciencias y letras es ser renacentista, como lo era Leornardo Davinci, entonces lo seré, sin duda.

MAR LUKIN dijo...

Mi comentario suscribe al 100% lo ya dicho por el Sr.Raúl San Nicolás. En todo caso somos seres anacrónicos...renacentistas en una época que no puedo definir..prefiriendo ser renacentista que borrego.